Por qué los sitios web gratuitos son malos

Pese al nombre de este artículo, los sitios web gratuitos son útiles en algunas ocasiones. Los bloggers casuales e incluso algunos profesionales que buscan crear una especie de portafolio digital pueden sacarle provecho a estas plataformas. No obstante, si quieres un sitio que crezca junto con tu negocio o marca, escoger la solución rápida y barata puede tener consecuencias desastrosas en el largo plazo.

En este artículo, te explicaremos algunas de las desventajas de los sitios web gratuitos y por qué querrías evitarlos.

Introducción a los Servicios Web Gratuitos

Antes de empezar, vamos a intentar explicar a lo que nos referimos cuando hablamos sobre ‘sitios web gratuitos’. Estos son todos aquellos sitios que hayan sido creados usando plataformas que ofrezcan servicios de hosting sin costo, como por ejemplo:

  • El plan gratuito de WordPress.com
  • Planes gratuitos de plataformas de construcción de sitios web como Wix y Weebly
  • WordPress hosteado localmente e instalado en un host gratuito como 000WebHost

No nos referimos a los sitios que funcionan con WordPress hosteado personalmente (que es gratis) y que lo tienen instalado en un plan de hosting pagado, o aquellos sitios que funcionan con un dominio registrado gratuitamente. Debido a que uno paga por lo que se incluye en estos paquetes, estos no son servicios gratuitos (aunque algunas partes de ellos lo sean).

Ya que hemos aclarado esto, vamos a listar algunas razones por las que este tipo de soluciones pueden ser perjudiciales para algunos sitios.

10 Razones por las que los Sitios Web Gratuitos son Malos

Como dijimos anteriormente, los sitios web gratuitos no son necesariamente malos para todos. Si ninguno de los puntos que listamos abajo te preocupan, tal vez puedas darle un buen uso a estos servicios. De todos modos, es mejor informarse lo más que uno pueda antes de cerrar una compra. Aquí tenemos algunas de las razones más importantes por las que estas plataformas no son recomendables para crear buenos sitios web.

1. Es posible que no sea realmente gratuito

En primer lugar, es posible que el servicio que contrates no sea gratis. Por ejemplo, algunas plataformas promueven sus períodos de prueba de manera que te hacen pensar que obtendrás un sitio web completamente gratis.

Es probable que, al final del día, tengas que ingresar los datos de tu tarjeta de crédito o perderás el acceso una vez que el período termine. Peor aún, si ingresaste tu información de pago durante el registro, tu proveedor podría realizar un cargo sin informarte.

Por otro lado, estos servicios pueden tener costos secretos. Por ejemplo, podrías tener que pagar un importe más caro por transferir tu sitio, por almacenamiento de imágenes, correos electrónicos profesionales, entre otros. En suma, asegúrate de leer bien la letra pequeña antes de aceptar una de esas ofertas.

2. Los sitios web gratuitos tienden a tener un bajo rendimiento y escalabilidad

Uno de los problemas más evidentes de los sitios web gratuitos es el bajo rendimiento que tienen. Las páginas se tienden a demorar en cargar, lo que daña a la experiencia del usuario y a la optimización de motores de búsqueda (SEO, por su sigla en inglés).

Esto se debe en parte a la restricción en el uso de recursos de hosting. Además de impedir que las páginas se carguen rápidamente, esto también puede dificultar tu capacidad para expandir tu sitio. Una banda ancha y almacenamiento limitados van a restringir la cantidad de contenido que puedas publicar en tu sitio web.

3. No podrás usar un dominio personalizado

Otra desventaja de los sitios web gratuitos es que tu sitio va a tener un dominio de marca específico, tal como tusitio.wordpress.com. Esto se ve poco profesional, puede confundir a tus visitantes y podría ser perjudicial para tu marca.

La mayoría de estas plataformas ofrecen dominios personalizados en forma complementaria con pago adicional. Sin embargo, usualmente puedes obtener uno por un precio menor o similar accediendo a un registro de dominios, y contratando un servicio de hosting barato, puedes obtener mejores resultados.

4. Tu proveedor podría colocar anuncios en tu sitio web y limitar tus oportunidades de monetización

Es usual que los proveedores de sitios web gratuitos coloquen anuncios para financiar sus servicios en los sitios web de sus usuarios. Esto es inconveniente porque puede que algunos anuncios incomoden a algunos visitantes. Además, este tipo de publicidad podría distraer a algunos usuarios y podrían dejar tu sitio.

Probablemente estarías dispuesto a lidiar con esta situación si obtuvieses parte de las ganancias que generan estos anuncios – pero esto no es así. De hecho, la mayoría de los proveedores te prohiben colocar tus propios anuncios y es probable que restrinjan tu capacidad para monetizar tu sitio web.

Si tu principal objetivo para crear un sitio web es ganar dinero, te será mucho más conveniente pagar para estrenarlo. Esto te dará un mayor control sobre tu contenido y la capacidad para expandir tu sitio a medida que pasa el tiempo.

5. Un acceso limitado a los archivos de tu sitio web podría causar problemas

Por lo general, los sitios web gratuitos no tienen el mismo nivel de accesibilidad a archivos que los que son pagados, especialmente cuando se les compara con soluciones ‘open-source’ como WordPress. Esto puede provocar unos cuantos problemas, incluyendo:

  • Falta de acceso a las métricas, lo que puede perjudicar tu optimización y tu marketing.
  • Dificultad para transferir tu sitio a otro proveedor si quisieras cambiarte a una plataforma pagada.
  • Dificultad para desactivar tu sitio web si es que ya no quisieras que sea visible para el público.

Cuando inviertes el tiempo y energía necesarios para construir un sitio web, quieres que el producto final sea tuyo. Un control limitado sobre tu contenido e información puede ser frustrante en el mejor de los casos, así que considera este factor dentro de los costos al momento de contratar un servicio de hosting.

6. Tu proveedor puede desactivar tu sitio web gratuito

Los servicios de sitios web gratuitos suelen incluir cláusulas en sus Términos y Condiciones que les permiten cancelar tu cuenta por cualquier razón además de remover tu sitio web de la internet. En la mayoría de los casos, esto sucede por faltas en los pagos o por violaciones de los términos del servicio.

En esta situación, podrías perder años de trabajo invertido en tu sitio. También podría pasar que tu proveedor se vaya a la quiebra o que cierre su negocio. Esto también podría acabar con tu sitio web y que este sea eliminado permanentemente.

7. Tu información podría ser vendida

Cuando se trata de servicios gratuitos en internet, por lo general, es bastante probable que tu proveedor esté vendiendo tu información personal a otras compañías. Después de todo, si es que no estás pagando por el producto, es porque tú eres el producto.

En la actualidad, poder mantener tu privacidad al navegar por internet es más valioso que nunca. Es por esto que es importante tener claro lo que estás entregando a cambio de un sitio web gratis.

8. Los constructores de sitios web gratuitos limitan tus opciones de personalización y funcionalidad

Otra gran desventaja que traen los sitios web gratuitos es la falta de opciones de personalización y otras funcionalidades que otorgan. Algunas de estas incluyen:

  • Restricción sobre los temas (apariencia) y los plugins que puedes usar.
  • Funcionalidad de e-commerce limitada o nula.
  • Menos herramientas de construcción de sitios web, como elementos pre-elaborados o plantillas
  • Restricción sobre el número de páginas que puedas añadir.
  • Herramientas de SEO reducidas o nulas.

El viejo dicho “lo barato sale caro” puede aplicarse bastante bien a esta situación. Si estás recibiendo gratis un servicio por el que otros pagan, es probable que, en realidad, no estés recibiendo el mismo servicio.

9. Servicio de soporte deficiente

Comúnmente, las plataformas que ofrecen sitios web gratuitos no ofrecen mucho soporte (si es que tienen) para aquellos usuarios que no pagan. A lo más puedes tener acceso a un manual o base de conocimientos como autoservicio, y tal vez una foro en donde puedas pedirle ayuda a otros usuarios.

Esto podrá ser suficiente para resolver pequeños problemas, pero si te enfrentas a algún contratiempo mayor no querrás estar falto de apoyo. Si es que no te manejas tanto con la tecnología, pagar para que alguien te ayude a resolver estos problemas podría ahorrarte mucho tiempo y energía a largo plazo.

10. Podrías tener muchos problemas de seguridad

Por último, tu sitio web gratuito podría ser menos seguro que otros sitios similares que tienen planes de hosting pagados. Ninguna compañía va a invertir mucho dinero en servidores si es que no hay clientes que paguen para mantenerlos.

Además de eso, algunos sitios web gratuitos son reconocidos por distribuir malware. Esto no sólo es terrible para tus usuarios, sino que también podría afectar seriamente la reputación de tu marca.

Conclusión

La idea de un sitio web gratuito puede ser tentadora. No obstante, si realmente quieres generar tráfico a tu sitio y transformarlo en una marca digital, contratar uno de estos servicios es empezar con el pie izquierdo.

Los sitios web gratuitos tienden a tener mal rendimiento y seguridad. Es imposible poder escalarlos efectivamente, y te perderás de muchas funcionalidades que hacen que armar un sitio web valga la pena, como poder tener un dominio personalizado, tener oportunidades de monetización y opciones de personalización.

EnglishEspañol